Positivo balance de la Bienal Concepción, Arte y Ciencia la proyecta al 2021
Editor / 15·04·19
  • En el evento de cierre de la versión “cero” del encuentro inédito entre artistas, científicos, arquitectos, invitados especiales y representantes de la comunidad de Coliumo, los organizadores concluyeron con un resumen positivo de la Bienal Concepción, Arte & Ciencia, que contó con participación de académicos de la Universidad de Concepción, Universidad del Bío-Bío y la Universidad Católica de la Santísima Concepción, apoyo de la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio del Biobío y la Municipalidad de Concepción.

Un encuentro inédito en la región y el país, no solo por el carácter interdisciplinario de la actividad, sino también por el sello interuniversitario que quisieron plasmar sus organizadores, fue la “Bienal Concepción, Arte & Ciencia”, realizada entre el 3 al 5 de abril en dependencias de la UCSC, la UdeC, y la Escuela de la Caleta del Medio de Coliumo.

La bienal, en su versión “cero” con miras a la versión “1” el 2021, tuvo un programa nutrido entre charlas, exhibición de obras que cruzan el arte y la ciencia, microcápsulas, conversatorios, una salida a la Caleta del Medio de Coliumo y un sólido cierre en el hall de la Pinacoteca UdeC. Los jóvenes de la Orquesta Juvenil de Purén, dirigida por Alejandra Rivas, ante una Casa del arte repleta de asistentes realizaron una intensa interpretación de la obra “Musicalización del Brillo de una Estrella”, uno de los cuatro proyectos de arte y ciencia que fueron exhibidos durante la bienal.

La pieza musical, obra del trabajo colaborativo entre el astrónomo de la UdeC y codirector de la bienal Ronald Mennickent y el bioquímico y músico de la PUC Cristian Droppelman, transformó en una obra musical compleja y que crea una atmósfera especial, distinta a una partitura clásica, los datos de una década de registros de la oscilación del brillo de una estrella en la constelación de Tauro, de ahí su nombre “RV Tauri”.

Por su parte, en Coliumo el académico de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la Universidad del Bio-Bio Nicolás Sáez, presentó la obra “Aiwiñ, Cámara Mirador”, una estructura de cinco metros de altura instalada en plena caleta Los Morros, que contó con la colaboración de físicos, diseñadores, arquitectos y la JJ.VV. 14 de Coliumo.

Durante el transcurso del evento, también se exhibieron las obras de las otras codirectoras y organizadoras del evento, “Cardumen: la emergencia de los peces nativos”, de la arquitecta UdeC Marianela Camaño, una intervención ciudadana para dar visibilidad a la rica biodiversidad del Río Andalién y en particular a su especie emblema, la carmelita de Concepción.

También, la bióloga marina, investigadora y escultora Fernanda Oyarzún del Centro i~Mar de la U. Los Lagos y Cibas de la UCSC, presentó “Creando Realidades: Adaptación al Cambio Climático”, una intervención que mostró en tiempo real el proceso creativo detrás del trabajo artístico y de investigación que sustentan sus obras, en colaboración con los ilustradores científicos Felipe Portilla y Alonso Salazar.

Fotógrafo, artista visual y codirector de la bienal, Nicolás Sáez remarcó que el evento fue no solo un espacio para la muestra de experiencias y proyectos de arte y ciencia, sino también de vinculación con la comunidad y de trabajo colaborativo entre académicos y artistas de diversas instituciones y áreas.

“La bienal fue una experiencia exitosa que esperamos repetir y mejorar en la versión que se nos viene el 2021, comentó Sáez en la ceremonia de clausura. El trabajo y las conversaciones interdisciplinarias que se generaron durante el encuentro, son claves para el éxito del trabajo con parte de la comunidad de Coliumo, a quienes invitamos en esta versión para trabajar en proyectos de arte y ciencia que tengan sentido para ellos y trasciendan el ámbito académico”.

Ciencia, arte y comunidad

Entre invitados especiales, charlas y exhibiciones, en paralelo también se desarrolló una de las actividades centrales de la bienal, el “conversatorio circular”, encuentro de dos días que reunió a una veintena de participantes entre artistas, científicos, arquitectos, representantes de la Caleta del Medio de Coliumo, entre otros.

Al respecto, Hernán Ascui, arquitecto y Secretario Académico de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño UBB, quien también participó del conversatorio circular, destacó el carácter original y vinculante de la bienal.

“Valoro el formato en el que desarrolló la bienal y el esfuerzo por concebir un espacio que permitiera pasar de solo compartir visiones, a hacer un esfuerzo de diseñar las condiciones para poder coconstruir ideas nuevas”.

Ascui, también remarcó que la bienal “es una tremenda oportunidad lograr facilitar un espacio de encuentro entre personas que ven el mundo desde distintas disciplinas. Hoy día estamos acostumbrados a levantar discursos rígidos sobre lo que pensamos y creemos, y poco nos abrimos a nuevas formas de pensar. En instancias como estas se van construyendo ideas a partir de este encuentro relacional con otras personas. Si se logra construir una comunidad de conversación que vaya valorando esta posibilidad de desapego a las propias ideas y dar espacio a lo nuevo, creo que podría aparecer de ahí algo que ni siquiera visualizamos, algo que puede ser nuevo y que responde al esfuerzo de los organizadores, es un salto valiente y también contemporáneo.”

Más información sobre el evento en www.bienalconcepcion.cl